Árbol de Carolina

Arbol de Carolina

Árbol de Carolina. Es conocido también como coquito, clavellina, cabellos de ángel, cocuche, mocoque, guietiqui, itayata, Shaving-brush tree, amapola o amapolo y otros nombres. En República Dominicana es conocido como Carolina.

Su Nombre científico es Pseudobombax ellipticum. Pseudobombax deriva de pseudo o falso y bombax, algodón. Pertenece a la familia Malvaceae y es nativa de México, El Salvador, Guatemala, Honduras.

Tronco del Árbol de CarolinaEs un árbol de unos 15 a 30 metros de altura que pierde sus hojas al aparecer las flores. Su tronco es recto de hasta 1.50 metros de diámetro. La corteza es gris, lisa con algunas estrías longitudinales verdes. Su copa tiene forma de globo y las hojas se mantienen solo durante algunos meses. Las hojas son compuestas por 3 a 6 hojuelas de forma ovalada.

Hojas del Árbol de Carolina 1Las flores aparecen antes que las hojas y crecen solitarias o en pares. Son color rosado y hay otra variedad que las produce color blanco. Están constituidas por cinco pétalos largos que se enrollan sobre sí mismos y dejan al descubierto numerosos estambres color rosado que terminan en anteras color amarillo dorado. Son polinizadas por insectos, murciélagos y aves. En el suelo, otros animales comen estas flores.

Flor del Arbol de CarolinaEl fruto es una cápsula ovalada que contiene abundante fibra sedosa color blanco y las semillas. Es comestible y sus semillas tienen sabor a maíz dulce.

La madera del árbol de Carolina se usa como leña y para fabricar artesanías. Las flores y la corteza se usan en la medicina tradicional. Se le considera eficaz para curar enfermedades respiratorias, úlceras y dolores en general. Las semillas contienen un aceite que se emplea con fines de iluminación y para la fabricación de jabón. En muchos lugares de México utilizan las flores para decoración de iglesias.

La fibra que está contenida dentro del fruto se usa como relleno para cojines y almohadas. En algunos lugares de México usan el cáliz de las flores para hacer pipas para fumar tabaco.

En nuestra niñez usábamos las flores para hacer “faldas hawaianas” para vestir muñecas. Con el cáliz de las flores, se imitaba una pipa o “cachimbo” de fumar.

El árbol de Carolina se reproduce muy fácilmente por esquejes o estacas. También se logra su reproducción por semillas.

Los árboles de Carolina de las fotos se encuentran en el Cruce de Blanco, en Bonao. Los campesinos de la zona los utilizan para hacer cercas vivas.

Referencias:

https://naturalezatropical.blogspot.com/2015/10/Carolina-Pseudobombax-ellipticum.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Pseudobombax_ellipticum

http://www.biodiversidad.gob.mx/Difusion/cienciaCiudadana/aurbanos/ficha.php?item=Pseudobombax%20ellipticum

http://www.uniprot.org/taxonomy/93793

http://tropical.theferns.info/viewtropical.php?id=Pseudobombax+ellipticum

http://www.backyardnature.net/mexnat/amapola.htm

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s